Slider 01 Slider 02 Slider 03 Slider 04 Slider 05
This is an example of a HTML caption with a link.

Modalidades

El juego.
El bowls sobre césped se juega normalmente en una gran superficie rectangular sintética o de césped perfectamente nivelado y cuidado que se conoce como campo de juego (bowling green), que se divide en pistas (rinks) de juego paralelas. También se puede jugar en una variante techada sobre alfombra. En la competición más simple, la de individuales (singles), uno de los dos oponentes lanza al aire una moneda para ver quién gana la alfombrilla (mat) y comienza una fase de la competición (en lenguaje de bowls, un "juego" o end) colocando el mat y lanzando el bochín (jack) al fondo del campo para que sirva de meta. Una vez que se detiene, el jack se alinea al centro de la pista y los jugadores lanzan por turnos sus bochas desde el mat hasta el jack.
Una bocha puede salirse de los bordes de la pista en su trayectoria, pero al final debe quedar dentro de los límites de la pista para no ser descalificado. Las bochas que caen a la zanja (ditch) se pierden y se sacan del juego, salvo en el caso de que haya "tocado" el jack en su trayectoria. Las bochas que han tocado el jack (touchers) se marcan con tiza y siguen jugando aunque estén en el ditch. De igual forma, si por un golpe el jack cae al ditch, sigue en el juego, a no ser que se halle fuera de los límites laterales, lo cual se considera un juego "muerto" que debe volverse a jugar. Después de que cada participante ha lanzado todas sus bochas (cuatro cada uno en individuales y en dobles, tres cada uno en tercetos, y dos cada uno en cuartetos), se calcula la distancia de las bochas más próximas al jack (que puede haber sido desplazado), otorgando puntos ("shots") por cada bocha que un competidor tenga más próxima que la bocha más cercana del oponente al jack. Después se repite este proceso en el siguiente juego. Un juego de bowls consiste típicamente en veintiún juegos.


Puntuación.
El sistema de puntuación puede variar entre competiciones. La partida puede ganarse cuando:

  • un jugador en un juego de individuales alcanza un umbral determinado de puntos (shots) (normalmente 21 o 25).
  • un equipo (doble, terceto o cuarteto) obtiene la mayor puntuación al cabo de un número determinado de juegos (ends).

Una partida a un número determinado de juegos puede acabar en empate. El resultado puede quedar en empate, o bien los oponentes pueden exigir jugar un juego extra para decidir el ganador. Estas normas se publican siempre antes de empezar la partida en las Condiciones de juego.
En las Normas del deporte de bowls el ganador de una partida de individuales es el primer jugador que obtenga 21 puntos (shots). En las otras disciplinas (dobles, tercetos, cuartetos), el ganador es el equipo que haya obtenido más puntos tras 18 juegos (ends) de la partida. A menudo se juegan partidas más cortas en torneos a nivel local (de 10 o 12 juegos). En algunas competiciones se usa un sistema de puntuación por "sets", ganado un set con los primeros siete puntos en una partida al mejor de tres o cinco sets. Además de competiciones individuales, existen también las de dos jugadores (dobles), las de tres (tercetos) y las de cuatro (cuartetos). En ellas, los equipos lanzan sus bochas por turnos, teniendo cada jugador de un equipo que lanzar todas sus bochas para dar paso al siguiente jugador. El capitán del equipo (skip) siempre es el último en jugar y es una figura clave a la hora de establecer la táctica y dirigir los lanzamientos de su equipo.

 

Las bochas.
Las bochas están diseñadas para que sigan una trayectoria curva a causa de un desequilibrio en el peso que en un principio se lograba cargando peso en uno de los lados. Las normas ya no permiten eso, por lo que el desequilibrio queda totalmente determinado por la forma de la bocha. El jugador de bowls es el que imprime la trayectoria desviada de la bocha cogiéndola por la muesca de uno de los lados. Las normas prescriben el desequilibrio mínimo permitido y el rango de diámetro (entre los 11,6 y los 13,1 cm); los jugadores eligen las bochas que mejor se ajustan. Al principio las bochas se hacían de lignum vitae, un tipo compacto de madera que explica el origen del término "maderas" para las bochas, pero ahora se fabrican normalmente de un material duro de plástico compuesto.

 

 

 

Suscripción